Vamos a medir diferentes parámetros del río

 

La Inspección de Río es una herramienta diseñada para estudiar un río de una manera sencilla y entretenida. Puede servir para conocerlo o para realizar un seguimiento de su evolución. Con el Proyecto Ríos descubrirás una forma distinta de observar, conocer y valorar la naturaleza, concretamente los ecosistemas acuáticos. La metodología que os proponemos permite determinar la situación de algunos de sus signos vitales, así como notificar y denunciar rápidamente los problemas que detectemos, tanto a las administraciones competentes, como a la sociedad en general.

 

Para ello, cada grupo de voluntarios selecciona un tramo de río de 500 metros de longitud, dentro de la Comunidad de Madrid del que se va a responsabilizar realizando un seguimiento del mismo a lo largo del tiempo. Este seguimiento o Inspección de ríos consiste en medir una serie de características físicas, químicas y biológicas del tramo seleccionado al menos 2 veces al año (primavera y otoño), aplicando la metodología y con ayuda de los materiales que Territorios Vivos entrega. Con el paso del tiempo, esto permite conocer el estado de salud del ecosistema y su evolución en el tiempo.

 

El voluntariado del Proyecto Ríos es autónomo, lo que significa que una vez formado por nosotros, este grupo actúa de forma individual haciendo las mencionadas inspecciones. Cada grupo por tanto tiene que organizarse internamente para ir al tramo de río seleccionado para hacer las inspecciones dos veces al año, dentro de las fechas marcadas para cada campaña de primavera y otoño. Igualmente, Territorios Vivos no asigna al grupo el tramo de río a inspeccionar, sino que es el propio grupo formado el que elige aquel que más le motive y con el que se sienta más ilusionado a inspeccionar.

 

Estos datos que van recogiendo los voluntarios, son enviados a Territorios Vivos  después de cada inspección para su análisis. Con las bases de datos que vayan confeccionándose a lo largo del Proyecto en las campañas de inspección se elabora un Informe Anual del Estado de Salud de los ríos a nivel de Comunidad Autónoma de Madrid, en el que se recogeran los resultados de los parámetros muestreados y las conclusiones que puedan derivarse de los mismos.

 

Estos informes tendrán un carácter informativo y propositivo, abordando la problemática desde una óptica que invite a la acción y no de denuncia, con el fin de poder posicionar a las Administraciones u Organismos competentes, y en general a todos los actores clave, con una actitud de colaboración permanente. El informe elaborado, por tanto, se hara llegar a Ayuntamientos, Confederaciones, ONG y órganos de gestión de espacios protegidos a lo largo de las diferentes cuentas, entre otros. Además, dado su carácter informativo y propositivo, será colgado también en la página Web de Territorios Vivos para que pueda ser consultado por toda la sociedad y sobre todo para compartir con los grupos de voluntarios el resultado de toda su labor y su esfuerzo en el Proyecto, haciéndoles entender su papel fundamental en la iniciativa y animándoles así a continuar con sus labores y mostrarse cada vez más activos.

 


 

Paso a paso

 

El hecho de participar en el Proyecto Ríos ya es un primer paso en el camino hacia el conocimiento y conservación de los ríos. Con la metodología de Inspección, podremos profundizar un poco más en el entendimiento de sus características físicas, químicas y biológicas, su funcionamiento, los servicios que brinda al ecosistema y también los problemas que presenta.

 

Desde Territorios Vivos se imparte la formación necesaria a los grupos interesados en participar, para que conozcan en detalle esta metodología del Proyecto Ríos. Para ello, se convocan jornadas de formación directamente en el campo, en algún lugar con un río, para hacer de forma conjunta un simulacro de inspección con todos los grupos. Las jornadas de formación son muy importantes, ya que los grupos de voluntarios luego tendrán que encargarse de hacer sus muestreos de forma autónoma en el tramo que seleccionen, sin la presencia constante de Territorios Vivos.

 

 


Ya nos hemos formado y somos un grupo de inspección, ¿cómo elegimos nuestro tramo de río de 500 metros?

 

Cada grupo es libre de elegir el tramo de río que prefiera. Territorios Vivos no asigna ningún tramo a priori, ya que pensamos que el tramo que escoja cada grupo sea lo más cómodo posible para el mismo. En relación a este aspecto, es interesante que cada gupo escoja un río cercano a su localidad, aquél en el que se ha jugado de pequeño, al que suelen ir a pasear o a observar aves o, ese río que sabemos que se tiene cerca pero al que nunca nos hemos acercado. ¡Esta es la oportunidad de hacerlo!

 

Si el grupo no conoce ningún río, no pasa nada, lo importante es tener ganas de participar. En este caso, nosotros podemos asesorar y sugerir diferentes tramos.

 

El siguiente paso es empezar a muestrear en las campañas de primavera y otoño (ver más abajo). El Proyecto Ríos facilita a cada grupo de voluntarios el material necesario para realizar una inspección básica de río. Este material lo constituye:

 

--> 7 tipos de láminas de identificación de fauna y flora: aves, anfibios, reptiles, bosque de ribera y plantas acuáticas, peces, macroinvertebrados, índice de calidad del bosque de ribera y calidad de agua.

--> Manual de inspección básica de río.

--> Red nytal para capturar macroinvertebrados

--> Termómetro

--> Tiras reactivas de medición de nitratos/nitritos, dureza y pH, así como escala colorimétrica para la interpretación de los resultados.

--> Discos de Secchi para medir transparencia del agua.

 

 


Durante las inpecciones, se tomarán datos geográficos, datos físicos como la anchura del río, su profundidad o su caudal, y aspectos más biológicos relativos a la vegetación de ribera o las comunidades faunísticas que también viven en estos ecosistemas acuáticos. También se tomarán muestras de pH, carbonatos y nitratos para tener más datos del grado de contaminación. Y como no, datos patrimoniales asociados a los ecosistemas de ribera (canciones, molinos, leyendas, puentes históricos...) Todo esto se irá aprendiendo poco a poco, ya que caminando se hace el camino. 

 

Todo esto aprenderemos a hacerlo en las formaciones.  

 

 

En primavera y otoño, inspeccionamos el río

 

Dentro del Proyecto Ríos, las inspecciones tienen que hacerse en momentos concretos, ya que de esta forma, los datos que tomemos entre todos serán comparables entre sí.  Por ello, hemos marcado dos campañas, de primavera y otoño, para determinar las fechas en las que los grupos de voluntarios deberán salir al campo a inspeccionar:

 

La campaña de primavera comienza el 15 de abril y finaliza el 15 de mayo.

La campaña de otoño comienza el 15 de septiembre y finaliza el 15 de octubre.