Mejora de ingresos en comunidades indigenas del Chaco boliviano a través de la apicultura

Traslado de una colonia silvestre a caja racional

Ubicación

 

Comunidades indígenas de la Tierra Comunitaria de Origen (TCO) Isoso y Santa Teresita. Área de amortiguación del Parque Nacional Kaa-Iya del Gran Chaco, Bolivia.

Cronología

Febrero 2011 – Febrero 2013

Palabras clave

Meliponicultura, Sostenibilidad, Mujer indígena, Mejora ingresos

Contraparte local o socios del proyecto

Capitanía del Alto y Bajo Isoso (CABI) y Central Intercomunal de Mujeres de la Capitanía del Isoso (CABI)

Entidades financiadoras

Comité Solidario del Grupo Tragsa

LOGROS OBTENIDOS

Esta iniciativa parte de un proyecto piloto desarrollado en 2010 y sus principales objetivos son:

  • Hacer de la meliponicultura una actividad plenamente sostenible desde el punto de vista económico y ambiental

  • Trabajar exclusivamente con abejas autóctonas, que jueguen un papel fundamental en el ecosistema

  • Capacitar a los grupos productivos para que se responsabilicen de la iniciativa en todo el proceso

  • Potencia la sensibilización hacia la importancia de las abejas autóctonas en el ecosistema chaqueño, como proveedoras de bienes y servicios ambientales y evitar la destrucción de colmenas silvestres

Grupo de meliponicultoras de la comunidad de Kopere Brecha, junto al técnico local Tomás Martínez

Celdas de cría en una colmena de abeja \"tapejua\" (Scaptotrigona postica)

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

El proyecto busca consolidar la apicultura con abejas autóctonas (meliponicultura) como una vía estable y sostenible para la mejora de ingresos familiares en siete comunidades del Chaco boliviano (5 de etnia guaraní y 2 ayoreode). Cuenta con un claro enfoque de género al tener a la mujer indígena y campesina como principal beneficiaria y se trata de un proyecto social con componente ambiental.

 

Se desarrollará proporcionando a los grupos participantes tanto los materiales como la formación necesarios para desarrollar su actividad como apicultoras y potenciando la puesta en valor y comercialización de la miel en el mercado regional.

 

Es un proyecto con una fuerte componente social y claros beneficios ambientales. La sostenibilidad económica es un objetivo a medio plazo a través de la formación y capacitación de los grupos  productivos, de manera que puedan reinvertir los excedentes de la actividad en su continuidad a todos los niveles. La sostenibilidad ambiental se garantiza a través de un manejo adecuado de los colmenares, controlando la obtención de colonias silvestres y potenciando la polinización en el entorno de las comunidades. Técnicamente es sostenible  al utilizar tecnología sencilla y disponible y al ser compatible esta actividad con el resto de tareas de las beneficiarias.